Un Mar blanco

El tour no empezó a las 10.30 programadas, lo hizo a las 11am, poca espera, buena hora. En un todo terreno, Elías, el conductor devenido en empírico guía nos llevaría, junto con 5 turistas más, al reputado Salar de Uyuni. Dos alemanas(muy silenciosas), un brasilero(muy hablador), un inglés, un sueco y representando a nuestra sudámerica . . . → Continúa leyendo: Un Mar blanco

Frío máximo y de como dos mochilas se va a pasear solas

Dormimos en Villazón con mucho frío. No había con qué abrigarnos porque no teníamos mochilas. Y no teníamos nuestras mochilas porque se las llevó una empresa de transporte. Y se las llevó porque partió con nosotros hacia Tupiza. Y partió sin nosotros hacia Tupiza por dos motivos: 1. Nuestro reloj tenía una hora distinta a . . . → Continúa leyendo: Frío máximo y de como dos mochilas se va a pasear solas

9 de Mayo, día del transporte surrealista y el reencuentro con lo perdido.

A las 7 am bolivianas partía el bus a Tupiza. Nos levantamos a las 6, porsiacaso, no queríamos ser víctimas de los relojes otra vez (además con la ansiedad casi ni pude conciliar el sueño en toda la noche). El viaje debía ser de dos horas pero hicmos casi 3,30. Hemos llegado a la conclusión . . . → Continúa leyendo: 9 de Mayo, día del transporte surrealista y el reencuentro con lo perdido.

8 de Mayo, Bolivia, mal inicio.

De Jujuy partimos a las 6 am argentinas (debo especificar horarios desde ahora, por culpa de ellos hoy fue un mal día), 15 pesos nos llevarían a La Quiaca, frontera argentina con el pueblo de Villazón, Bolivia. 5 horas de viaje con innumerables paradas, e innumerables parados, nos dejaron en la frontera, la que cruzamos . . . → Continúa leyendo: 8 de Mayo, Bolivia, mal inicio.

Bolivia, cruzando la frontera a pie

Nos levantamos a las 5.30 am y tomamos desde Jujy un bus que nos llevó hasta la “Quiaca”. Demoró cinco horas. Esta es la ciudad Argentina donde teníamos que bajar para cruzar a pie (cinco cuadras) hasta Bolivia. Sellos respectivos, cambio de moneda y ahora estamos en Villazón. Hay dos horas menos de diferencia con . . . → Continúa leyendo: Bolivia, cruzando la frontera a pie