Desde el hospital

mochileros nelson

Soy un viejo en la camilla de un hospital, con los ojos mirando hacia el infinito y sin la capacidad de hablar.
Lo único que puedo hacer es tratar de recordar quien fui antes de que esto me pasara. En mi imaginación tengo mas de 40000 lectores en un diario que publico en internet pero en este cuarto estoy solo. Nadie me visita.

Trato de recordar todos mis viajes, aquello que fue mi vida, mis experiencias pasadas y regocijarme en el hecho de haber vivido una plena existencia. Pero me cuesta.
En cada recuerdo no solo hay lugares increíbles y distantes, sino mis propias aventuras, mis pasiones y a la vez el recuerdo  de una humanidad transformada durante la vida de un hombre. Escribo lo que puedo recordar, y le recuerdo a los demás de como se vive una vida.

Recuerdo aun cuando aparecieron las primeras teles a color, cuando cayo el muro de Berlín, cuando murio el Papa, cuando inventaron los celulares, cuando nació Internet, cuando nacieron las redes sociales, y cuando inventaron la vacuna contra el Alzheimer. Lamentablemente ya fue muy tarde para mí. No se si tengo familiares vivos, no se si tuve hijos o esposa, ni siquiera se si tengo amigos.

Pero ahora pienso… ¿Que me da la certeza de que esos viajes realmente sucedieron? ¿Y como sé que en realidad soy en este mismo instante el viejo del que estoy hablando? Mas cuestionado aun … ¿como sabes tu si esto es o no es verdad?

A pesar de que la vida es una sinfonía de experiencias buenas y malas, todas nuestras alegrías y penas suceden en el cerebro. Tu primer amor, tu primer viaje, tu mejor talento, los recuerdos bellos de tu vida, tus amigos, tus familiares, los lugares donde estuviste… todos pueden ser traducidos como pequeños impulsos eléctricos en tu cerebro.

Incluso si padecieras de esquizofrenia, creerías y sentirías cosas como si estas fueran reales. Y con ciertos medicamentos te puedes alegrar o te puedes querer suicidar. Con un poco de alcohol puedes hacer estupideces que ni recuerdas y ni hablar de drogas duras.

¿Crees que estas aquí? ¿Crees que estas leyendo esto? ¿Crees que eres quien dices ser?¿Cómo se configura tu realidad?

Mientras tu y yo pensamos juntos en esas respuestas estamos ejerciendo el punto de vista del observador. “Pienso luego existo”.

Y porque puedo pensar esto puedo existir, y porque puedo observarlo todo y catalogarlo. Definirlo según mi experiencia con el, y por ende puedo también cambiarlo.

Y como soy el que esta escribiendo esto puedo cobrar fuerza. Puedo configurar el mundo a mi manera. Puedo dibujar el cielo más azul y ponerle un arco iris de mil colores. Puedo creer que puedo hacer mi vida sin que otros me digan como se hace. Creo que puedo irme a conocer el mundo, que puedo hacer un cambio positivo en los demás.

Puedo creer que puedo levantarme de esta cama vacía y recuperar ochenta años de vida. Siento mis manos despidiéndose de  este teclado, pero mientras recupero la vista veo un rostro, un anciano con la mirada vacía en la fría habitación de un hospital, alguien que esta atascado en la vida y cree que sus problemas no tienen solución. Alguien que da por sentado como serán los pocos años que le quedan de vida.

Espera…

¿eres tu?

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Nelson Mochilero

Nelson Mochilero es creador de mochileros.org y la ruta Sudamérica Austral. El sitio de viajes pionero en Latinoamérica ha sido ganador al mejor blog personal y mejor blog de viajes. Ahora Nelson hace videos en Youtube y puedes seguirlo en: Facebook | Twitter | Instagram | Flickr | Pinterest | Google+ | Tumblr | Snapchat |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *