¿Las Minas de Moria? – Wieliczka, Polonia

Antiguas minas de sal en Wieliczka Polonia

 

Imagina lujosos salones subterráneos de fantasía a cientos de metros de profundidad donde se supone que solo debería haber oscuridad. Lo más parecido que he visto en mi vida fueron aquellas escenas de El Señor de los anillos en las minas de Moria, Khazad Dum donde los enanos excavaban riquezas en las profundidades de la montaña.
Pero este escenario casi surrealista existe y esta en Cracovia, Polonia en un lugar conocido como las Minas de sal de Wieliczka .

enanos en las minas de sal wieliczka

Estas antiquísimas minas se usan desde el siglo XIII hasta la actualidad, y en el año 78 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aunque su mayor atractivo es turístico no deja de ser una de las minas de sal activas más antiguas del mundo. La más antigua está en Bochnia, también en Polonia, a veinte kilómetros de Wieliczka.

Al llegar a las minas tuve que bajar por cientos de escalones. Fue impresionante, jamás había bajado tanto durante varios minutos a pie y es posible que esta haya sido la mayor profundidad en la que he llegado a estar: 327 metros bajo tierra.

Lo fascinante es ver como aparecen lagunas subterráneas durante la trayectoria. Además mineros que fueron artistas esculpieron sólidos monolitos y estatuas que parecieran rendir culto a una ficticia religión.

Minas de sal. Parece Moria o Khazad Dum!

Otro de los trabajos dignos de resaltar pertenecen a los maestros de la madera que dieron forma a puentes, escalones, mecanismos, engranajes, bodegones, ruedas y cientos de otras piezas basadas puramente en madera.

A diferencia de otras minas esto se hizo por que el metal hubiera sufrido deterioramiento rápidamente por la humedad y el óxido.

contrucciones de madera en las minas de cracovia

Desde cientos de años se fueron ideando sistemas creativos de extracción de la sal, un mineral considerado en su momento tan valioso como el oro. Por ejemplo gigantescas poleas movilizadas por caballos o humanos que giraban grandes ruedas de madera. Estas estaban conectadas a mecanismos que cargaban la sal a cientos de metros de altura hacia el exterior.

minas_de_sal_wieliczka8 minas_de_sal_wieliczka9

Y a esto puede sumársele las calientes calderas que se usaban para secar la sal.

minas_de_sal_wieliczka4

De cualquier modo, estar dentro de este lugar es una experiencia fantástica. Llegar desde la ciudad de Cracovia es muy simple (ver www.wieliczka-saltmine.com). Recomiendo ir con abrigo ya que independientemente de la estación las profundidades de la mina son bastante frías.

 Por qué visitar este lugar:
  1. Porque es un valioso Patrimonio de Unesco de gran interés cultural que justifica su visita.
  2. Porque posiblemente no tengas tantas oportunidades en la vida de estar tan profundo bajo tierra.
  3. Porque las locaciones son de fantasía y recuerdan a las Minas de Moria de “El señor de los Anillos” o  “El Hobbit”.
  4. Porque a diferencia de muchos monumentos y museos aburridos este trae varias historias interesantes y el guía viene incluído.
Como puedes hacerlo tú.

Cracovia es una de las ciudades más bellas de Polonia y si la visitas no puedes faltar a las Minas de Wieliczka. Puedes encontrar todo tipo de hospedaje de todo precio del mismo modo como yo lo hago, en www.hospedaje.mochileros.org

Los tickets pueden comprarse online en www.ebilety.kopalnia.pl (también en el mismo lugar, pero las colas suelen ser largas). Y como dije anteriormente no olvides llevar abrigo y algo de comer ya que la visita puede ser larga.
Galería de fotos:

Generated by Facebook Photo Fetcher 2


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Opiniones:

comments

Nelson Mochilero

Nelson Mochilero es creador de mochileros.org y la ruta Sudamérica Austral. El sitio de viajes pionero en Latinoamérica ha sido ganador al mejor blog personal y mejor blog de viajes. Ahora Nelson hace videos en Youtube y puedes seguirlo en: Facebook | Twitter | Instagram | Flickr | Pinterest | Google+ | Tumblr | Snapchat |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *