Qué estoy aprendiendoQué estoy pensandoVarios, otros y etc.
Tendencia

Esta persona no existe. Como funciona el Deepfake e inteligencia artificial GAN

La creación de humanos falsos ha comenzado

Mira a los ojos de la siguiente imagen. En ella posiblemente veas a otro ser humano e imagines una pequeña parte de su personalidad, su vida, sus emociones. Quizá te formes un breve juicio o prejuicio, pero sabes que en persona no deberías agredirla, dañarla, o difamarla puesto que merece respeto. Tu programación inmediata siente que esta presenciando la imagen de otro igual, otro humano. Quíen sabe cuándo se tomó esta fotografía o en qué circunstancias, pero seguro esta ahora en algún lugar del mundo sin saber que la estas mirando…

Pero agarrate de tu silla… Esta persona no existe. Jamás nació, no tuvo padres, ni personalidad, ni inteligencia, ni cerebro. Jamás probó comida alguna, ni tuvo deseos, pasiones ni metas. No tiene historia, y lo que estas viendo dista mucho de ser un ser humano. Ni siquiera estas viendo una fotografía real.

Esta persona No Existe

¿Por qué esta persona no existe?

Lo que estás viendo es el resultado de la más avanzada inteligencia arificial. La imagen que ves es el producto de una Red Generativa Antagónica, o como sus siglas en inglés la denominan: GAN (Generative Adversarial Network).

Se trata de algoritmos que utilizan un sistema de aprendizaje a partir de modelos previos y discriminan a los que no pasan la prueba. En este caso La red neuronal se nutre de miles de imágenes de rostros humanos para comprender cómo es un rostro humano, qué patrones se suelen repetir y cuál es el rango de variaciones que admite. Tras haber logrado el aprendimiento necesario genera nuevos rostros que deben competir con otra red neuronal que testea los resultados. Finalmente el sistema puede ser capaz de generar infinitos rostros de seres humanos.

Ninguna de estas personas existe
Ninguna de estas personas es real. Todos son rostros inventados y simulados al 100%

Esto también se puede aplicar a muchísimos otros elementos como flores, manos, objetos; pero también a otros entornos que no son solo imagenes sino cualquier tipo de información.

Dicho de otro modo: Es una inteligencia artificial que tras aprender algo con muchos ejemplos, puede crear nuevos modelos.

El Terror

Comprender el alcance de este descubrimiento es tan gigantesco que una vez teniendo noción de lo que puede hacer, aterroriza. Imagina el trabajo de miles de diseñadores de autos por ejemplo. Basta con poner imágenes de miles de autos en este algoritmo para que con un solo click puedas diseñar por completo un nuevo auto que no existía antes. Lo mismo puede suceder con células, edificios, enfermedades, animales y cualquier información de patron que permita desenmascarar el modelo oculto debajo de su diseño.

¿Te imaginas extrapolar esta capacidad a nuevas cepas de virus y armas biológicas?¿Un poder demasiado grande para ser controlado? A pesar de ello es inevitable quedas fascinado por el poder de esta herramienta.

El Error

Aquí algunos ejemplos no tan perfectos de este proceso complejo de convulsión, extrapolación y rendereado.

Observa la forma bizarra que aparece junto a la niña.

Puedes ver que al lado de la imagen de esta niña ha aparecido una forma extraña, pseudohumana. Una amorfa estructura con pelos, agujeros y una posible barba que se deslizó tras las numerosas pruebas.

Lo mismo sucede en esta imagen que hice. Es posible que el algoritmo haya tomado solo como meta la imagen central convirtiendo el fondo y los elementos que rodean al sujeto en una especie de patrón. En otras circunstancias nos engañaría (si se tratara de follaje por ejemplo) pero al tratarse de una forma humana la Inteligencia Artificial no detecta que este resultado puede ser bastante anormal.

En esta imagen todo parece bien a primera vista. Pero si te fijas con cuidado en el fondo, verás una distorsión anormal en el patrón de fondo, así como en las ¿cabezas? de otros humanos.

Las posibilidades

El camino que abre la investigación en “Generative Adversarial Network” es enormemente amplio. Por el momento se le ha utilizado mayormente en la industria del cine.

Algunos usos que podemos imaginar para esta herramienta:

  • Crear personajes cinematograficos: no basados en actores ni en personas reales. A diferencia del modelado 3d, por un bajo costo y mayor agilidad de contrucción.
  • Crear perfiles imaginarios sin atentar contra la integridad de nadie. Por ejemplo al crear una novela, podrías usar una imagen de estas sin pagar derechos a nadie porque esta persona no existe en el mundo real.
  • Crear modelos de moda imaginarios: alternar variaciones de vestuario y maquillaje.
  • Analizar posibles resultados de experimentos físicos y científicos. El camino por donde más se desarrollará posiblemente.
  • Suplantar personas: Tal como lo oyes, se puede hacer que una persona real aparezca haciendo algo que nunca hizo en video; por ejemplo un presidente contando un chiste.
  • Reemplazar imagenes reales con ficticias.

Los deepfake

Deepfake es una palabra que proviene del Deep Learning (aprendizaje profundo) y fake (falso). Con esta técnica se ha podido crear el rostro de muchos artistas para volverlos a la vida o bien retrocederlos unos años atrás en su carrera.

Por ejemplo en las más recientes películas de Star Wars puede verse a la princesa Leia (el rostro de la actriz Carrie Fisher cuando era joven) interpretada por la actriz noruega Ingvild Deila. Cuando ví esto realmente quedé impresionado del potencial que tenía puesto que ya no se trataba del imperfecto modelado 3d en humanos. Esto era una tecnología lo suficientemente realista como para engañar a cualquier ojo humano.

¿Cómo se logra traer a la vida a una persona fallecida? (o volverla más joven)

Primero se nutre la inteligencia artificial de todas las imágenes posibles de la persona, en distintos ángulos, distintas condiciones de luz, distintos gestos, maquillajes, etc. Mientras más información tenga la inteligencia artificial más podrá reinterpretar el rostro y sus características. Finalmente una vez que haya aprendido todas las expresiones faciales del sujeto este modelo podrá colocarse digitalmente sobre el rostro de otra persona.

Entre las aplicaciones más malévolas de los deepfake se encuentran la posibilidad de simular la actuación de actrices de películas normales en películas para adultos. O la simulación de políticos en circunstancias falsas y ficticias.

Hazlo tú mismo con StyleGan 2

Para verlo en acción puedes probar el sitio This person Doesn’t Exist. Cada vez que recargues la página verás un nuevo rostro creado a partir de esta inteligencia de redes neuronales y modelos aprendidos.

Puedes también crear tus propios modelos con StyleGan 2. Por supuesto, no es una simple app de celular ni un juguete fácil de usar. Si bien el software es completamente gratuito, requiere una tarjeta gráfica descente, tener preinstalado Phyton, Visual Studio (en Windows) y conocer algo de ejecución de comandos (viene con manual) Puedes descargar todo aquí.

Luego el proceso es simple: Se añaden varias imágenes de lo que se desea aprender (por ejemplo muchas fotos de la misma persona) y el sistema empezará a aprender y producir nuevas imágenes de la misma persona que no existían antes.

¿Vaya magia verdad? ¿Te imaginas esto aplicado a un entorno de viajes y realidad virtual? Podrían reinventarse escenarios con todo lo que te gusta en un solo sitio: por ejemplo playas cálidas de arena al lado de picos nevados para hacer snowboard.

Te dejo pensando un rato en todo esto…

@NelsonMochilero

Nelson Mochilero

Creador de mochileros.org y la ruta Sudamérica Austral. Blogger de viajes pionero en Latinoamérica, ganador al mejor blog personal y mejor blog de viajes. Puedes leer más aquí. Ahora en Youtube y en estas redes sociales:

Artículos Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar:
Cerrar
Cerrar